#TodosMarchamos

#TodosMarchamos
Clic en la imagen para ir al tráiler

Foto del post ‘Palmetto Bay Jam Session’

Foto del post ‘Palmetto Bay Jam Session’
Clic en la foto para ir a post original

martes, 2 de mayo de 2017

“Porque no”: No dejan salir de Cuba a Lia Villares hoy en su cumpleaños 33


A las 8 de la mañana de hoy, mi cumpleaños número 33, me monté en un taxi en la puerta de mi casa con la intención de llegar al aeropuerto, y asistir como espectadora al concierto de mi amigo David D Omni ZF en el Festival de Jazz de New Orleans. Cuando el taxista dobló la esquina de 13 (vivo en la calle 10) lo pararon unos patrulleros no. de placa 01995 y 14927. El agente de la Seguridad del Estado que se hace llamar Jordan apareció mostrándome un carnecito del DSE y me pidió el celular. Me negué a dárselo y entonces él le pidió al taxista que bajara mi equipaje. Él lo hizo y preguntó "Quién es ella". Luego de lo cual me montaron en la patrulla y Jordan me pidió de nuevo el teléfono y que lo apagara. Le dije al taxista que esos tipos eran unos delincuentes que me estaban secuestrando y al Jordan que mi teléfono no lo podían tocar, y lo guardé en la mochila. Estuve en silencio cuando el agente me preguntó cosas como que cómo estaba yo y que el otro día él había intentado venir a "preocuparse por mí" y se había sentido "maltratado" porque lo apunté desde mi ventana con mi cámara. Le dije que si él me perseguía y acosaba en mi casa, yo tenía todo el derecho a filmarlo.
Me llevaron a Tarará como a 10 km/h y me dejaron como 3 horas dentro de la patrulla, esperando que pasara el tiempo para perder el vuelo.
Cuando me trajeron de vuelta para mi casa de nuevo, le pregunté al Jordan cuál era mi situación legal y por qué yo no había podido viajar hoy. Él simplemente dijo "porque no".
Esta impunidad de la que están gozando este tipo de agentes y los policías que se prestan de cómplices no puede pasar desapercibida. Considero mi secuestro también como desaparición forzosa porque mi mamá ni nadie sabían dónde yo me encontraba, incomunicada, sin tener la menor idea de cuándo iba a ser "liberada".
Estas "represalias" y constante "seguimiento" vienen estando acrecentándose en relación con las actividades que he intentado hacer en las últimas semanas en mi propio espacio y que la policía política no me lo ha permitido. Ellos siempre amenazan con "subirnos la parada" si se la ponemos difícil. Yo me considero perseguida política y bajo acoso paramilitar.

No hay comentarios: