#TodosMarchamos

#TodosMarchamos
Clic en la imagen para ir al tráiler

Foto del post ‘Palmetto Bay Jam Session’

Foto del post ‘Palmetto Bay Jam Session’
Clic en la foto para ir a post original

domingo, 8 de abril de 2012

Vanessa López: El viaje del Papa a Cuba... ¿Qué hubiera hecho Jesús?






Es una simple pregunta que a los católicos se les enseña a preguntarse a sí mismos desde niños: ¿Qué haría Jesús?



Tal vez no exista ninguna métrica mejor que permita medir las acciones del actual Vicario de Jesucristo - El Papa Benedicto XVI. La comunidad cubano-americana pasó el mes pasado, esperando ansiosamente la llegada del Papa Benedicto XVI a Cuba. ¿Él se reunirá con las Damas de Blanco, las Damas de Blanco, uno de los grupos más fieles de la Iglesia Católica en la isla?



¿Hablaría de la necesidad del pueblo cubano por la libertad y de los muchos abusos del Gobierno cubano?



¿Sería el soplo de aire fresco para una población oprimida, desesperada y angustiada?



¿Defendería a los oprimidos de sus opresores o que simplemente trataría de manera pragmática "crear espacio" para la Iglesia Católica?



Como católica y una cubana-americana que anhela la libertad del pueblo cubano, la esperanza que yo tenía en el papel de la Iglesia como institución rectora en la transición de Cuba ha disminuido, si no es que se haya extinguido. Durante la visita del Papa a Cuba, Benedicto XVI decidió asegurar un espacio mínimo para la Iglesia en lugar de defender a los inocentes de Cuba y sus seguidores más fieles en contra de los abusos que soportan a diario. Si esto es en última instancia en beneficio a largo plazo para la Iglesia es discutible.



Queda una pregunta legítima: ¿la decisión del Papa fue una que Cristo habría hecho?



El Papa rompió con la tradición de Cristo y la Iglesia de defender a los indefensos con el fin de cumplir con sus metas a corto plazo de "asegurar espacio." ¿Qué hubiera hecho Jesús en una situación similar? La respuesta parece encontrarse fácilmente en los Evangelios.



Por ejemplo, en Juan 8, Jesús se encuentra en el templo y los fariseos traen ante él una mujer adúltera, diciendo que por la Ley de Moisés, debía ser apedreada. Frente a una multitud dispuesta a condenar a la mujer, Jesús la protegió. Él dejó a la multitud de a pie, eligiendo proteger a la mujer sumisa ante reducir sus principios para aplacar a las masas y ganar más discípulos.



El Papa Benedicto XVI hizo todo lo contrario. Durante la Misa en Santiago, cuando un hombre se esquivo de la seguridad y grito por la libertad, y fue golpeado delante de la multitud y las cámaras, ni el Papa. ni los clérigos, ni los peregrinos de los EE.UU., ni un solo individuo se puso por este hombre para protegerlo de las multitudes que lo condenaban por violar las leyes de la Revolución.



De la misma manera, ¿Jesús habría optado por ignorar a las Damas de Blanco? ¿Podría alguien sugerir que Cristo el Rey se inclinaría a la voluntad de una dictadura asesina y hacer caso omiso a sus más fieles en la isla - en constante acoso, golpeados y detenidos, quienes cantan sus alabanzas más alto? Cristo valora la dignidad humana sobre la "creación de un espacio." Al final de Juan 8:59, los fariseos están tan enojados por sus enseñanzas que tratan de apedrearlo y tiene que huir.



Jesús no apaciguó. Él no colaboraba. Dijo la verdad claramente.



El Papa Benedicto XVI hizo algunas referencias vagas y triviales acomodadas en el apaciguamiento de la libertad y poco más.



Cristo, es probable que se hubiera reunido con los líderes de Cuba, como hizo el Papa. Después de todo, Cristo se reunió con los fariseos y trató de mostrarles el camino. Pero Cristo no hubiera ignorado y excluido a los gritos de las víctimas de abusos. Mateo 11:28 "Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os haré descansar." El Papa ignoró los más sobrecargados de trabajo y abusados de Cuba.



¿Cristo hubiera actuado de manera pragmática, optando por el crecimiento de la Iglesia, o hubiera Cristo defendido a los indefensos?



Durante esta Época Santa, se nos recuerda que Cristo no se codeo con Roma. Él no dijo lo que el poderoso e influyente quería oír. Dijo la verdad y luchó por los desposeídos, en última instancia, siendo crucificado en lugar de palabras analizadas. Eligiendo el pragmatismo, Joseph Ratzinger se hizo esa pregunta simple - ¿qué haría Jesús?







Nota del blog: Vanessa López es investigadora para el Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos de la Universidad de Miami, ICCAS.

No hay comentarios: